Pilates y suelo pélvico

pilates y suelo pélvico

Pilates y suelo pélvico

Almirante Rohm Fisioterapia

¿Cuáles son los factores que influyen en el suelo pélvico?

pilates y suelo pélvico

Muchos son los  factores que influyen en las disfunciones de debilidad del suelo pélvico tales como la edad, la alimentación, la calidad de nuestro colágeno o los partos entre otros.

Es esencial mantener la salud y prevenir la enfermedad en todo nuestro cuerpo, y una parte que no hay que olvidar es nuestro suelo pélvico. Además de visitar a una fisioterapeuta especializada en uroginecología donde valorarán el estado de nuestro suelo pélvico y nos guiarán en el tratamiento más adecuado según el caso, hay diversas formas de cuidar nuestro suelo pélvico desde ya!

Algunos malos hábitos que podemos llegar a adoptar tales como la mala postura o la debilidad muscular tienen un efecto directo sobre nuestra salud perineal.

Pero, ¿por qué el pilates ayuda a fortalecer nuestro suelo pélvico?

Hoy en día la vida tan ajetreada que llevamos puede dar lugar a pasar muchas horas frente al ordenador haciendo que adoptemos malas posturas, comer rápidamente o no hacer ejercicio.

El pilates tiene como pilares básicos la importancia en la postura de autoelongación y la tonificación muscular con ejercicios sin impacto.

Debido a la variedad de ejercicios que lo componen y al poner el foco principal en el trabajo del core, musculatura glútea profunda y musculatura de la espalda, movilidad de pelvis y control de la respiración hacen del pilates un completo método de ejercicio que puede ayudarte a tener un estado óptimo en la salud de tu suelo pélvico y ¡te hará sentir muchísimo mejor!

¿Son todos los ejercicios de pilates recomendados para el suelo pélvico?

La respuesta es no. Cuando realices pilates con el objetivo de ayudar también al suelo pélvico necesitas una valoración para saber qué ejercicios puedes realizar y cuáles no, ya que todo dependerá de:

  • Si no realizas una postura correcta al realizar los ejercicios
  • Si tienes una debilidad del suelo pélvico debido a un parto
  • Si te han realizado alguna operación de vejiga o prolapsos
  • Si estás embarazada
  • Si no activas bien el core para realizar los ejercicio correctamente
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
rol postural del abdomen

Rol postural del abdomen

Rol postural del abdomen Almirante Rohm Fisioterapia La gente piensa, que para tener un vientre plano y abdomen espectacular, el secreto está en la dieta

Leer Más »
copa menstrual

La copa menstrual

Copa Menstrual Almirante Rohm Fisioterapia Este post hablaremos de la copa menstrual, salud perineal y suelo pélvico. Cada vez, más elegida por mujeres como alternativa

Leer Más »
pilates y suelo pélvico

Pilates y suelo pélvico

Pilates y suelo pélvico Almirante Rohm Fisioterapia ¿Cuáles son los factores que influyen en el suelo pélvico? Muchos son los  factores que influyen en las

Leer Más »

Visítanos

Calle Pintor Manolo Gil, 4, 46020 Valencia

Contacta

¿Puedo hacer ejercicio después del parto?

Postparto

¿Puedo hacer ejercicio después del parto?

Almirante Rohm Fisioterapia

Los primeros meses de maternidad son duros; falta de sueño, alimentación, cambios de pañales, horarios y el aprendizaje y adaptación  a tu nueva vida puede resultar agotador. Pero incluso con todas las nuevas responsabilidades, muchas madres tienen ganas de recuperarse lo antes posible después del parto y volver a su vida activa.

El ejercicio puede ayudarte a fortalecer y mejorar tu estado de ánimo, pero no todos los embarazos son iguales. Antes de comenzar a hacer ejercicio consúltalo con un profesional, ¿por qué? Porque no todos los embarazos ni los partos afectan de la misma forma y no todas necesitan los mismos ejercicios y requieren de una valoración previa.

La práctica de ejercicio pautado después de haber dado a luz te ayudará a recuperarte más rápido, recuperar tu peso y ponerte en forma. Además de esto, es bueno cara a tu salud mental, ya que te puede ayudar a aliviar el estrés. Esto no significa que tengas que hacer ejercicio una hora todos los días, pero 10 minutos ya son suficientes para comenzar tu recuperación.

Después del embarazo tu cuerpo ha sufrido grandes cambios y necesita tiempo para recuperarse, así que tranquila, ¡démosle el tiempo y escuchemos a nuestro cuerpo lo que nos quiere decir! Como ya sabemos y hemos mencionado en nuestros artículos anteriores, el trabajo de parto y el postparto pueden causar problemas físicos, como el dolor de espalda, debilitación del suelo pélvico, incontinencia urinaria, e incluso las hormonas del embarazo pueden afectar a tus articulaciones y ligamentos. Además, los músculos abdominales se han podido separar durante este periodo, ¡la famosa diástasis! ¡No te preocupes! Tiene solución. Con ejercicios y pautas podrás volver a recuperar tu faja abdominal tan importante además para el suelo pélvico.

¿Qué pasa si he tenido una cesárea?

La cesárea es una operación importante que te llevará más tiempo de recuperación ya que dependemos de la cicatrización no solo externa sino también de todas las capas interiores, pero hacer ejercicios de suelo pélvico, activaciones sencillas de transverso, mantener una buena postura y muy importante tratarte la cicatriz, te ayudará a recuperarte a otro ritmo.

Evita levantar pesos pesados, mantener tu barriga y espalda recta si necesitas hacer alguna actividad en casa o en el trabajo, pero por supuesto evita los ejercicios de alto impacto hasta tu recuperación total.

¿Qué ejercicios puedo hacer después del parto?

Postparto

Como ya decimos de forma reiterada, siempre hay que consultar con un especialista y con tu médico. Pero de forma general puedes:

  • Caminar de forma suave.
  • Hacer Pilates e Hipopresivos (de manera controlada y pautada por alguien que te adapte la clase).
  • Yoga.
  • Ejercicios aeróbicos de bajo impacto (bici, natación…).
  • Ejercicios de suelo pélvico y recuperar la faja abdominal.
  • Ejercicios con gomas o con tu propio peso

Los especialistas coinciden en que los ejercicios aeróbicos son los más indicados como por ejemplo, la natación y evitar los ejercicios de alto impacto. Cuando pasen entre 4 y 6 meses y consigas un buen control abdominal y un buen tono de suelo pélvico, estarás preparada para realizar ejercicios de mayor impacto.  Siempre hay que empezar construyendo desde la base y no desde el tejado por muchas ganas que tengamos de echar a correr. Escuchar a tu cuerpo, ponerte en manos de especialistas en suelo pélvico y actividad física son factores predisponentes y necesarios para una buena recuperación postparto.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
rol postural del abdomen

Rol postural del abdomen

Rol postural del abdomen Almirante Rohm Fisioterapia La gente piensa, que para tener un vientre plano y abdomen espectacular, el secreto está en la dieta

Leer Más »
copa menstrual

La copa menstrual

Copa Menstrual Almirante Rohm Fisioterapia Este post hablaremos de la copa menstrual, salud perineal y suelo pélvico. Cada vez, más elegida por mujeres como alternativa

Leer Más »
pilates y suelo pélvico

Pilates y suelo pélvico

Pilates y suelo pélvico Almirante Rohm Fisioterapia ¿Cuáles son los factores que influyen en el suelo pélvico? Muchos son los  factores que influyen en las

Leer Más »

Visítanos

Calle Pintor Manolo Gil, 4, 46020 Valencia

Contacta

Síntomas, causas y tratamiento de la incontinencia urinaria

Incontinencia Urinaria Valencia

Síntomas, causas y Tratamiento de la incontinencia urinaria

Almirante Rohm Fisioterapia

¿Qué es la incontinencia urinaria?

Cuando hablamos de incontinencia urinaria, nos referimos a la pérdida involuntaria de orina que puede o limita la calidad de la vida de quien la sufre.

Aunque no lo creamos este es un problema común que afecta a muchas personas sobretodo es más común en mujeres. ¿Por qué es así? Por nuestra propia anatomía que ya de por sí es más “sensible “ a cambios , y que  sumado  a factores de riesgo como el embarazo, el parto, menopausia, deportes de impacto, malos hábitos higiénico-posturales, acentúan esta sintomatología.

Podemos clasificar la incontinencia en  tres tipos:

  • Incontinencia por esfuerzo.
  • Incontinencia de urgencia.
  • Incontinencia mixta. 

La incontinencia por esfuerzo es en la que las pérdidas se asocian a una tos, un estornudo, levantar un peso, etc.

La incontinencia de urgencia la definimos, como la pérdida involuntaria causada por la contracción del músculo de la vejiga, o asociada a un sonido, tocar agua… ésta a veces cursa con imperiosidad (no puedes controlar las ganas ni puedes parar el pis).

Y por último, la incontinencia mixta es una combinación de ambas. La incontinencia de esfuerzo suele ser más común en mujeres que en hombres. 

Algunos síntomas de incontinencia son:

  • Fuerte necesidad de orinar.
  • Ir al baño más de lo habitual.
  • Levantarte por la noche a orinar.
  • Toser y que se escape algo (incluído unas gotas)

¿Cuáles son sus causas? ¿Por qué se debilita mi suelo pélvico?

La incontinencia por esfuerzo ocurre cuando los músculos y otros tejidos que sostienen la vejiga, como los músculos del suelo pélvico, se debilitan. La vejiga comienza a expandirse cuando se llena de orina y normalmente los músculos hacen, que ese tubito corto que expulsa la orina, permanezca cerrado y evite la fuga. Cuando nuestros músculos están débiles, cualquier esfuerzo que hagamos, ejerce presión sobre nuestros músculos abdominales y pélvicos y provocan esas pérdidas de orina.

  • Embarazo y parto: La incontinencia no tiene que aparecer después del parto, puede comenzar durante el embarazo. Por supuesto, que aquellas mujeres que han tenido un parto múltiple, o con la utilización de instrumental como fórceps, bebés grandes, etc. Tienen mayor riesgo de dañar el suelo pélvico.
  • Estreñimiento: El esfuerzo que se realiza, puede ejercer más presión de lo normal sobre los músculos del suelo pélvico, sobre todo cuando hay un estreñimiento crónico.
  • Tos crónica: La tos repetida por asma, bronquitis o tos de personas que fuman aumentan el riesgo de sufrir prolapsos y de que aparezca la incontinencia, sobre todo si hay una mala gestión de las presiones a nivel abdominal.
  • Levantamiento de peso: Realizar levantamiento de peso ejerce una presión en el suelo pélvico y puede también producir prolapsos.
  • Realizar ejercicios de alto impacto: Hacer deporte de alto impacto como correr o saltar.
  • Exceso de peso: El sobrepeso aumenta las pérdidas  de orina y ejercen una mayor tensión sobre el suelo pélvico y la vejiga.
  • Operaciones: Aquellas cirugías que involucre a los órganos reproductivos de la mujer como una histerectomía, puede dañar los músculos pélvicos y la colocación de las vísceras (se apoyan unas sobre otras como si fuera un puzzle en circunstancias normales) especialmente si se extrae el útero.

En el caso de los hombres, cuando son operados de próstata, puede ocurrir que el esfínter se debilite debido a varios factores, como por ejemplo;

  • Tos crónica o estornudo.
  • Obesidad.
  • Fumar, ya que puede causar una tos frecuente.
  • Actividades de alto impacto.
  • La propia cirugía en sí

¿Cómo podemos fortalecer nuestro suelo pélvico ? ¿Cuál es el tratamiento de la incontinencia urinaria?

En primer lugar, antes de nada debemos visitar a un profesional para que nos valore y saber en qué estado están nuestro periné. El tratamiento va a depender de varios factores como el tipo de incontinencia, la edad del paciente, su historial de embarazos, operaciones, etc. 

Son varias las cosas que podemos hacer para prevenir la incontinencia y fortalecer nuestro suelo pélvico:

  • Tener unos hábitos adecuados para el funcionamiento vejiga.
  • Beber una cantidad correcta de líquidos.
  • Mantener un peso saludable.
  • Evitar el estreñimiento.
  • ¿Fumas? Es mejor que dejes de fumar.
  • Ejercicios de suelo pélvico (por supuesto por recomendación de un especialista).
  • Trabaja la postura.
  • Mejorar tu faja abdominal y diafragma.
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Visítanos

Calle Pintor Manolo Gil, 4, 46020 Valencia

Contacta