Solución y tratamiento de las agujetas

Almirante Rohm Fisioterapia

La sensación de dolor después de una sesión de ejercicio intenso es común entre todos los deportistas ya sean profesionales o aficionados. Existen varias hipótesis que han dado lugar a diferentes creencias y mitos sobre el origen de este dolor comúnmente denominado agujetas. A lo largo de los años se han propuesto diferentes tipos de tratamientos y métodos de prevención para intentar evitar los efectos negativos de proceso inflamatorio. Pero, ¿qué son en realidad las agujetas?¿qué podemos hacer para evitarlas?

Solución para las agujetas - Almirante Fisioterapia

¿Sabes diferenciar entre los dos tipos de dolor?

Según los científicos debemos diferenciar entre dos tipos de dolor post-entrenamiento; aquel dolor que aparece rápidamente (DOMPAR) y el que aparece de manera tardía (DOMPAT). Las primeras aparecen inmediatamente al terminar un ejercicio intenso en el que hemos llegado a la fatiga muscular. Puede durar varias horas y en principio no debe presentar problemas posteriores. Este dolor viene derivado de los residuos metabólicos acumulados durante el ejercicio, principalmente lactato y radicales negativos que disminuyen el pH. En algunos casos pueden presentar pequeñas inflamaciones y edemas sin importancia.

Las segundas son las que nos conciernen y se caracterizan por la aparición del dolor durante las primeras 24h post-entrenamiento. El pico de dolor se alcanza entre las 24 y 48 horas, remitiendo pasadas aproximadamente unas 96 horas. En este tipo de dolencia es característico que estímulos que suelen ser inocuos como una pequeña presión, desencadenen sensación de dolor. Estas lesiones pueden causar un descenso en el rendimiento deportivo debido a la perdida de fuerza, reducción del rango de movimiento y la rigidez. Además, aumentan el riesgo de lesión.

¿Cuáles son las causas de este tipo de dolencia?

Hasta mitad de los años 90, la hipótesis más aceptada era la formación de cristales de lactato. Sin embargo, los estudios de Dr. Miñarro a principios de siglo concluyen que existen evidencias para desestimar el lactato como causante de la aparición de este dolor. Una de las principales causas para rechazar que la causa del dolor es la acumulación de lactato, es que las mayores sensaciones de dolor se producen con contracciones excéntricas, siendo estas las que menor lactato producen. Diversos autores destacan que los ejercicios en el agua disminuyen las contracciones excéntricas, reduciendo así las posibilidades de sufrir DOMPAT. Todos estos datos nos sirven para hipotetizar que la rotura de fibrillas es la principal causa de la aparición del dolor y molestias tardías.

¿Qué podemos hacer para prevenirlo o tratarlo?

Sabiendo cuales son las posibles causas de la aparición del dolor post-entrenamiento ¿Qué podemos hacer para prevenirlo o tratarlo? Cuando se apoyaba que la principal causa de esta molestia era la acumulación del lactato, se solía prescribir un vaso de agua con limón y azúcar para facilitar la disolución de los mencionados cristales de lactato. Pero dado que la principal causa de DOMPAT son microrroturas, uno de los tratamientos más recomendados es la aplicación de antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno o con analgésicos tipo aspirina. Por el contrario, esto reduce la inflamación y el dolor, pero no restaura la función normal muscular. Muchos expertos señalan que la aplicación de estos tratamientos reduce los síntomas, pero no ayuda a la recuperación. Otros medios de tratamiento serían la crioterapia, ultrasonidos, electroestimulación y acupuntura. Las compresiones reducen la inflamación y un masaje dos horas después de realizar la actividad reduce la sensación de dolor, pero no recupera la actividad normal muscular. Sin embargo, el investigador Cheung y sus colaboradores sugieren que el ejercicio liviano sobre la zona afectada resulta más efectivo como tratamiento y actúa como un analgésico. Otro remedio que en los últimos estudios ha resultado efectivo para el tratamiento de este dolor es la ingesta de curcumina (diferuloylmethane), un extracto obtenido de la raíz de cúrcuma. Esta sustancia reduce el dolor y además facilita la recuperación muscular.

Según diferentes estudios, aumentar la temperatura muscular durante la practica de ejercicio ayuda a reducir la DOMPAT. Pero a nivel más práctico una combinación de calentamientos con estiramientos y masaje post-ejercicio también ayudan a reducir la aparición de estos dolores tan molestos. Algunos estudios señalan que la preparación de nuestro cuerpo con ejercicios concéntricos y la incorporación gradual a nuestro entrenamiento sería la forma más eficaz de prevenir las agujetas.

Es evidente, que a lo largo de los últimos años los estudios realizados sobre esta dolencia tan común, han demostrado que los remedios tradicionales como el agua con azúcar o el bicarbonato, no son eficaces. Sin embargo, la gran mayoría de autores están de acuerdo en que una correcta incorporación a nuestra actividad física es la mejor forma de prevenir este tipo de lesiones y evitar un descenso de nuestro rendimiento físico permitiéndonos disfrutar de nuestra práctica deportiva.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
rol postural del abdomen

Rol postural del abdomen

Rol postural del abdomen Almirante Rohm Fisioterapia La gente piensa, que para tener un vientre plano y abdomen espectacular, el secreto está en la dieta

Leer Más »
copa menstrual

La copa menstrual

Copa Menstrual Almirante Rohm Fisioterapia Este post hablaremos de la copa menstrual, salud perineal y suelo pélvico. Cada vez, más elegida por mujeres como alternativa

Leer Más »
pilates y suelo pélvico

Pilates y suelo pélvico

Pilates y suelo pélvico Almirante Rohm Fisioterapia ¿Cuáles son los factores que influyen en el suelo pélvico? Muchos son los  factores que influyen en las

Leer Más »
ATM - Andrea Almirante

¿Qué es ATM?

¿Qué Es ATM? Almirante Rohm Fisioterapia La disfunción o trastorno de la articulación temporomandibular (ATM), aunque desconocida para muchos, es muy común y afecta en

Leer Más »

Visítanos

Calle Pintor Manolo Gil, 4, 46020 Valencia

Contacta